La Nasa Catalana y su programa espacial

Mientras Cataluña enfrenta el coronavirus, el gobierno de la región anunció el año pasado que había decidido invertir 2.5 millones de euros para establecer su propia agencia espacial, además de 18 millones de euros en el lanzamiento de seis satélites de comunicaciones.

Jordi Puigneró, el consejero catalán de Política Digital, considera que la “NASA catalana” conduciría al desarrollo de una industria de servicios que está más allá de la imaginación.

Puigneró dijo que el plan era que Cataluña se convirtiera en productora y consumidora de tecnología digital y pronosticó que el trabajo de la agencia generaría 1.200 puestos de trabajo y unos ingresos de 300 millones de euros en cuatro años.

Afirmó que habría un rendimiento de 15 € por cada euro invertido.

Los satélites

Los seis satélites, de los cuales se espera se lancen los primeros dos este año 2021, se necesitan para extender la cobertura 5G, para la observación y para sus propios servicios, como el control de incendios forestales.

Los nano-satélites, unos satélites pequeños, pesan solo unos pocos kilos y su fabricación cuesta entre 500.000 y 2 millones de euros. Operan a una altitud menor que los satélites geoestacionarios convencionales y, como resultado, tienen una vida útil de solo unos cuatro años antes de que la gravedad los devuelva a la Tierra.

En los próximos cuatros años, la Generalitat de Cataluña espera convertir Catalunya en un país digital, no sólo como consumidor sino también como productor de tecnologías digitales, y es algo para lo cual hasta los cerrajeros se están preparando, actualizando sus conocimientos tecnológicos e incursionando en la era de cerraduras y sistemas de seguridad digitales, adaptándose a las nuevas políticas digitales de la Generalitat.

Ya hay 2,5 millones licitados de empresas que quieren ser el primer paso de la creación de «una constelación» de media docena en cuatro años.

La Generalitat considera que se crearán unos 1.200 puestos de trabajo que traerá un retorno de 300 millones de euros en los próximos años.

El Conseller tiene razón al expresar que la industria espacial está en pleno crecimiento, y es posible que esta inversión que permitirá  impulsar la industria aeroespacial catalana. y que se tiene previsto que también otros países, en los próximos 5 años se lancen al espacio más de 3.500 de satélites de este tipo, es decir nanosatélites.

Opiniones adversas

No está muy claro si este programa pueda en realidad ser de ayuda, o que influya en avances tecnológicos, que de por sí ya están llevando a cabo la Agencia Espacial Europea y proyectos de la UE como Copernicus, Galileo o Egnos.

Por lo demás, ahora empieza un proceso de tira y afloja con el Gobierno y la Unión Europea. El mismo Puigneró ha pedido al ejecutivo nacional que «no imponga restricciones» al proyecto.

Hasta se ha dicho que la idea de Cataluña es tener sus propias telecomunicaciones y que el Gobierno Español, no pueda espiar sus comunicaciones.

Este anuncio causó gran revuelo, y fue censurado por muchos, considerando la enorme crisis sanitaria y económica que ha creado el Covid.

La noticia fue recibida con incredulidad en Twitter. “Estás totalmente desconectado de la realidad”, le respondió un tuitero a Puigneró. «Esto ya existe de forma gratuita a nivel europeo y se llama Copernicus».

Otro comentó: “La república catalana conquista el espacio en medio de una pandemia, en una crisis de pobreza, desempleo y recesión”.

error: Content is protected !!