Técnicas de robo de viviendas más comunes

Los robos siempre están a la orden del día, y es por ello que es importante recordar cuáles son las técnicas de robo de viviendas más comunes, de manera que las tengas presente, porque cada vivienda del país es propensa a sufrir alguno de estos ataques delictivos.

Bumping

Esta es una de las técnicas delictivas más exitosa de los últimos tiempos, y eso es debido a lo rápido que logra burlar la seguridad de muchas cerraduras.

Es muy fácil de ejecutar, no necesitas ser un cerrajero, solo requieres de una llave de percusión, la cual es fácil de adquirir, y un martillo o cualquier herramienta que pueda servir para golpear la llave, una vez que se introduce en la cerradura.

Con cada golpe, los pines o pitones de la cerradura se vuelven vulnerables, y liberan la cerradura, permitiendo el giro de ella y por ende, el acceso a la vivienda.

Debido a la frecuencia del uso de esta técnica, los fabricantes de cerraduras diseñaron un modelo que no se manipulara de esta forma, y se conocen como cerraduras antibumping. A recomendación, es que si aún no tienes una de ellas instalada en casa, debes hacerlo lo antes posible.

Impressioning

Es otro método muy popular, porque pasa desapercibido por los habitantes de la vivienda. Los delincuentes solo deben introducir una lámina de aluminio en el bombín, y después deben esperar a que alguien de la casa introduzca su llave para abrir la puerta.

Durante este proceso tan rutinario para los habitantes de la vivienda, la forma de la llave está quedando calcada en la lámina de aluminio, brindando todo lo necesario para crear un molde, el cual será usado para obtener una copia de la llave de la casa.

Al igual que el bumping, esta técnica de robo no deja huella, porque la cerradura permanece en buenas condiciones, ya que no ha sido violentada. Los propietarios, al llegar a casa, se encontrarán con el hecho de haber sido víctimas de la delincuencia.

Ganzúa

Esta es una herramienta que suelen usar los cerrajeros profesionales, sin embargo, cualquier persona puede adquirir una de estas.

Aunque, esta no es una técnica muy fácil de dominar, como se puede ver en las películas, con un poco de práctica, el delincuente puede adquirir toda la destreza necesaria para abrir una cerradura con estas herramientas.

Si quieres hacer las cosas más difíciles al delincuente, recuerda cerrar la casa con llave al salir.

El escalo

Los propietarios acostumbran a prestar mucha atención a la puerta principal, por ello instalan todo tipo de dispositivos de seguridad para evitar, a toda costa, que un delincuente entre a su vivienda.

Pero, entonces, olvidan que las ventanas y balcones se convierten en otros puntos de acceso valiosos para cualquier delincuente que tenga interés en entrar al hogar. Tampoco te olvides de cerrar muy bien cualquier otra puerta de acceso a la casa, como la del jardín.

Es por ello que debes proteger las ventanas de tu casa, incluso si están ubicadas en el piso superior de la casa, porque los delincuentes son muy hábiles, y podrán trepar por la fachada de tu hogar para llegar hasta cualquier ventana que pueda ser violentada con facilidad.

error: Content is protected !!